fbpx

En esas ocasiones que piensas y te preguntas ¿Le caigo mal a esa o esas personas? Debo hacer algo para que me acepten o entrar a su circulo.

Creo que hay tres tipos de personas con las que te topas en cuestión de agradarle a la gente. La primera es aquella a la que no les caes bien (y aquí están las que te medio toleran y las que mejor te dan la vuelta), pero sabes que no les caes bien y en ocasiones es reciproco ¿Peor para ellas no? «Total no soy monedita de oro» pero por dentro deseas caerles bien.

Otras que tampoco les caes bien o tan bien. pero son lo suficiente hipócritas que te hacen creer que son de fiar (prefiero a la otra parte, ya que por lo menos no son unos desgraciados doble cara) y lo peor, es que a veces te tragas esa mierda de buena persona, pero bueno a veces todos pecamos de inocencia, digo si eso puede ser llamado pecado.

Lo interesante es que esas personas o no te conocen realmente o por razones que ellos guardaron en su mochila de viaje, tienen algún resentimiento o por un tercero, pero a final de cuentas es mas fácil odiar, juzgar, guardar rencor que llevar algo mas sano e interesante.

Por ultimo es tu circulo de aquellos que te conocen, te aceptan y les gusta estar contigo, se apoyan y ayudan y tu lo haces con ellos, ya que ese circulo de amor es reciproco, saben que no eres perfecto y has cometido errores.

La pregunta que me encantaría respondieras es ¿A cual circulo debes dedicar mas tiempo para cambiarlo? toma cinco minutos y medítalo.

Pues la respuesta, es que a ninguno, la única persona a la que debes alimentar es a ti mismo, en el momento en que te preocupas por lo demás, el que dirán y guardar las apariencias pierdes toda tu esencia y llegado el momento olvidas quien eres.

Viaja, Estudia, reza, medita, ríe, abraza, besa, grita, «encabronate», manda al diablo, di que amas, pero todo sobre ti, sobre tus propias reglas, personalidad y tu propia vida. En el momento que decides ser tu, alimentar todo tu ser (personal, espiritual y económicamente, en total abundancia) entras a un sentido de congruencia, que en otro momento platicare mas a fondo. No es ser egoísta, ya que tu al estar bien los que están a tu alrededor se encontraran perfectamente.

Cuando trabajas en ti, algo empieza a hacer ruido en los demás, empiezan a notarte, como que empiezas a brillar, en ese momento tu decides quien entra y sale de tu vida, quien aporta y quien te quita.

Piensa un poco que rumbo tienes, que «suerte» domina tu vida, todo esta en tu control para llevarla a un paso mas allá. Pero eso solo es decision tuya, no de las personas que te rodean, ya que algunas de ellas no les importa tu vida y mucho menos tu crecimiento.

Ve por ti, por tus sueños y conquista esa montaña que lleva tu nombre. Se imparable.

Categories:

Tags:

2 Responses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: