fbpx

Iluminación

Se cuenta que había un gran maestro llamado Buso, que vivía con su esposa y una hija, todo con fama de sabiduría y santidad. Un día se acercó un hombre al maestro y le preguntó:

– La iluminación, ¿es fácil o difícil?

Y buso le contestó:

– Es tan difícil como alcanzar la luna.

No conforme, el hombre se acercó a la mujer de Buso y le hizo la misma pregunta, a lo que ella le contestó:

– Es muy fácil. Es tan fácil como beberse un vaso de agua.

Intrigado se quedó el hombre y para salir de dudas le hizo la misma pregunta a la hija del maestro, que le contestó:

– ¡Hombre! Si lo haces difícil es difícil, pero si lo haces fácil…

Así es la vida y cada una de tus pruebas en esta dimensión

 

One response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: